viernes, 29 de junio de 2012

Capitulo 19: Siempre estás en mí mente...

MARATÓN: 1/3
(Narra Lucia)

Mierda que frió. Esta bien, tranquilízate en seguida saldrán y tu podrás entrar.

Espere unos minutos más y la puerta se abrió. Salieron los chicos junto con Malena y Ariadna, se les veía preocupados.

-Entonces llamamos a la policía?

-No, no podemos, tienen que pasar 48 horas.

-Esta bien, donde vamos?

-Vamos al parque, necesito un poco de aire...

Echaron a andar por las estrechas aceras de Londres. Salí de entre los matorrales y busque en mi bolso la llave.

-Aquí esta.

Abrí la puerta y entre. Mi plan estaba yendo bien. Subo rápidamente las escaleras, y empiezo a hacer mi maleta, ya que toda la ropa que había traído la tenia en casa de los chicos. Mientras recojo las cosas me fijo en que en la mesita de noche hay una carta y una pequeña caja. Me acerco y me siento en la cama.

La carta estaba levemente doblada, y con una letra bonita, que decía:

''Lucía, no se donde estas, pero se que volverás y que leerás esta carta.
Desde el mismo día en que te vi, supe que ibas a ser una persona muy importante para mí. Y lo has sido, te has convertido en la dueña de mi corazón, y eso nadie lo podrá cambiar. No te voy a decir quien soy, eso lo debes averiguar tú, solo recuerda que te amo...


Atte: Anónimo.''


Wow. Me quede quieta un segundo, y la posibilidad de quedarme en Londres se me paso por la cabeza, pero la deshice en ese momento. Abrí la pequeña caja que contenía un colgante, era hermoso...

Quien habría escrito esa carta? Nunca lo sabre...

Termine de hacer la maleta rápidamente para que los chicos no me vieran, cogí todo lo que necesitaba, y me senté en la mesa del salón. Escribí una carta, larga y bonita... ese trozo de papel, simple, hay escribi cada sentimiento y cada pensamiento que ahora rondaba mi cabeza.
Acabe la carta con un ''Os amo'' y la doble dejándola encima de la mesa.

Me dirigí a la puerta, y con una ultima mirada a aquellas cuatro paredes, me fui dejando allí mi corazón, mis sentimientos, y mi carta...

*2 meses después*

Esto no puede estar pasando. No, no puede ser. Porque a mi?
Quería gritar, quería llorar, quería... quería morirme. Me encontraba enfrente de las tumbas de mis padres, observando minuciosamente cada trozo de piedra.
Ese maldito accidente, dios mio. Quería morirme, ya. Yo ya no hago nada en este mundo. No tenia a nadie.
Solo se me ocurrió una cosa. Mire el colgante que tenia en el cuello, cuando aquella tarde decidí irme, y allí estaba, en esa pequeña caja. No me lo he quitado nunca, me protege...

2 meses atrás, había huido de todo, había viajado de nuevo a Madrid, encontrándome con la triste noticia de que mis padres habían muerto. Cada día venia a ver sus tumbas ya sucias por el tiempo, y ha dejarles unas flores que cambiaba al día siguiente. Había cambiado el numero de teléfono, me había borrado las cuentas de Twitter y Facebook, y había guardado todos los recuerdos en una caja.

Esta decidido, volvería a Londres. Quizás los chicos no quieran verme, quizás estuvieran muy enfadados conmigo, pero volveré, aquí ya no me queda nada...

(Narra Liam)

Dos meses, ya hace dos meses que ella se fue, y su recuerdo sigue vivo en mi. Pensaba eso mientras leia y releía la carta que ella escribió. Cada palabra, cada punto, todo.

Harry me echaba la culpa a mi de que ella se hubiera ido, pero yo no lo hice, yo solo la ame, y la amo, eso no pecado.
Los cinco la amábamos, y eso ya lo habíamos hablado. Malena y Ariadna se habían quedado con nosotros, ellas la echan de menos. Louis consiguió olvidar el recuerdo de Lucía, y encontró a Eleanor, que ahora es su pareja. Zayn se había hecho a la idea de que ella ya no esta, aunque la amaba y la sigue amando, se enamoro de Malena, y actualmente son pareja. Ariadna ya tenia novio, un tal Josh? O algo así raro. Parece que Harry, Niall y yo todavía no nos hemos desecho de ese recuerdo, de ese amor. Y creo que nunca lograre olvidarla del todo, ella esta aquí... en mi corazón.

(Narra Lucía)
Estaba feliz, no se porque. Volvía a Londres, volvía a aquellos meses que habían dejado huella, volvía...
Miraba por la ventanilla del avión mientras sonreía. Estábamos a punto de despegar y pude notar que la chica que estaba a mi lado estaba muy nerviosa.

-Perdona...?- La dije amablemente.

Me miro preocupada, sonríe un poco.

-Dime.

-Estas bien?

-Si, bueno, no. No se- Dijo desesperada- Es la primera vez que monto en avión y estoy muy nerviosa.

-Aww, nervios de principiante, no te preocupes es normal, pero yo estoy aquí. Si quieres hablamos un poco, y así nos entretenemos.

Ella me sonrió, y dicho eso empezamos a hablar. Poco a poco se la iban quitando los nervios. Me dijo que se llamaba Caitlin, y que tenia 18 años, era muy simpática. Estuvimos hablando un poco de todo, me contó que iba a Londres de vacaciones para quedarse unos días. Decidimos intercambiar teléfonos para algún día quedar y tomar algo juntas, dicho eso decidimos dormir un poco, ya que quedaba bastante de viaje.

*Unas horas después*

-Lucía, Lucía, despierta.

-Eh...? No, cinco minutos más.
-LUCIA.

-Ahhh-chille- Que?

-Hemos llegado- Me dijo Caitlin.

-Oh, cierto, gracias Caitlin.

Bajamos, cogimos nuestras maletas, y nos despedimos con un gran abrazo, prometiéndonos que nos íbamos a volver a ver. Me dirigí hacia allí en Taxi. Y cuando baje y vi esa casa... miles de recuerdos se amontonaron en mi cabeza, fluyendo...

¿Llamo o no llamo?
Se enfadaran conmigo...
Puuf, voy a llamar, no me he recorrido todo esto para quedarme en la puerta. Me hacerque lentamente, y llame con un suave golpe en a puerta. Espere un rato, dentro se oian risas, segundos despues alguien e abrio.
Liam...

El estaba sonriendo, y cuando me vio, esa sonrisa se esfumo.

-Lucia...

(Continuara...)

No hay comentarios:

Publicar un comentario